Un consejo: mira siempre arriba (el cielo en San Andrés de Teixido).