¿Así que los Reyes Magos te han traído una cámara? Que no cunda el pánico.