Cuando llega el momento de dejar de ver fotos.