Cristóbal Hara, fotografía de lo fantástico