Fórmula para una fotografía: cuándo usar un encuadre vertical