La lección de Fotografía que siempre me había resistido a aprender