Cómo conseguir equilibrio en tu Fotografía (equilibrio estático y dinámico)

Escrito por 0 Permalink

Imagina una balanza de las de toda la vida. Ya sabes, esas de las que cuelgan un par de bandejas: en un lado colocas aquello cuyo peso quieres conocer y en el otro vas poniendo pesas hasta averiguarlo.

En esas balanzas se alcanza el equilibrio cuando el peso en ambas bandejas es idéntico. En Fotografía pasa algo muy parecido.

Fotografia callejera, playa de Riazor en A Coruña.

Una fotografía callejera con el peso repartido en todo el encuadre.

Peso visual

El peso visual es la atracción que un determinado objeto o motivo ejerce sobre nuestra mirada.

Hay cosas y características de una imagen que atraen la mirada del espectador y otras que tienden a pasar desapercibidas. Por ejemplo una pared lisa no atrapará la atención pero un retrato colgado en ella sí lo hará.

Equilibrio en Fotografía

Si colocas ese retrato en el centro del encuadre no necesitas buscar el equilibro ya que has construido una imagen estática con el peso visual en medio y medio. Vemos un objeto en el centro de nuestro campo visual (tal y como esperamos, por cierto) y ya.

Si mueves el encuadre hasta dejar el retrato a un lado y en el otro dejas la pared vacía la imagen carece de equilibrio. Como si colocases algo solo en una de las bandejas de la balanza.

Equilibrio dinámico y estático

Ahora imagina que mueves el encuadre dejando el retrato a la derecha y que a la izquierda se ve algo más.

Si aquello que dejas a la izquierda tiene menos peso visual que el retrato la balanza se inclina hacia este lado. A eso le llamamos equilibrio dinámico: la imagen contiene elementos con diferente atractivo visual de manera que una zona prevalece sobre la otra.

En esta imagen, por ejemplo, el rostro de la izquierda (más grande y próximo a cámara) tiene más peso visual que el resto de elementos.

Fotografía de calle en Santiago de Compostela: 3 personas en la puesta del sol.

1/400 F/7.1 ISO 200 -1/3EV

Si lo que dejas a la izquierda es tan atractivo para la mirada del espectador como el retrato ambos lados de la imagen “pesan” igual, la balanza se nivela y hablamos de equilibrio estático.

Comprender y distribuir el peso visual

Dado que la distribución del peso visual condiciona cómo se ven nuestras fotografías conviene saber qué elementos tienen mayor tirón.

Un tamaño grande, una forma reconocible (especialmente si es humana), una mirada (o un rostro al completo), un color intenso o que contrasta con el color que lo rodea tal y como te contaba en la entrada sobre cómo usar el color en Fotografía callejera, el propio contraste entendido como diferencia entre un elemento y su entorno (ya sea por textura, tono, enfoque, etcétera), la ubicación en la parte superior del encuadre y lejos del eje central… Todas esas características se traducen en un mayor peso visual y por tanto atraen la mirada del espectador.

La diferencia de peso puede entenderse por comparación: un rostro que mira a cámara va a tener más atractivo visual que una cabeza vista desde atrás (y mucho más que cualquier objeto porque nuestro cerebro siempre va a sentirse atraído por una cara), un punto de un color intenso tiene más peso visual que una forma apagada, un objeto o una persona enfocada pesan más que un objeto o alguien desenfocado, y así sucesivamente.

Podemos construir fotografías en las que se alcanza un equilibrio estático distribuyendo varios elementos con el mismo peso visual a lo largo y ancho del encuadre. Esas imágenes serán más cómodas para quien las contempla, pero también más estáticas y predecibles.

Fotografía con equilibrio estático.

Dos grandes masas del mismo color a cada lado: una fotografía con equilibrio estático.

Sin embargo, si metemos dentro del encuadre un elemento con un gran peso visual y solo lo compensamos parcialmente con uno o varios elementos de menor atractivo, es decir, si jugamos con el equilibrio dinámico, estamos creando imágenes con tensión (nuestro cerebro busca el equilibrio constantemente y le incomoda no encontrarlo).

Un ejemplo sobre la marcha

Estoy acabando de escribir esta entrada en una cafetería del centro de Madrid. A mi izquierda hay un gran ventanal y frente a él desayuna una familia de turistas. El padre está sentado en un sofá de piel y su cabeza se recorta sobre una pared de madera, a unos cincuenta centímetros por encima y a su izquierda hay tres dibujos, tinta negra sobre papel blanco y marco negro, el del centro está ligeramente elevado respecto a los otros dos.

Veo dos posibilidades aquí (seguro que hay más): una imagen estática en la que solo veríamos su cara en medio de un encuadre horizontal, y una fotografía vertical  donde su cabeza ocupa la parte inferior derecha del encuadre y uno de los dibujos la superior izquierda. Esta última sería una imagen con equilibrio dinámico porque el peso visual del rostro es mayor que el del dibujo.

En definitiva

Cuando vayas a hacer una imagen con más de un elemento tómatelo como si estuvieses distribuyendo pesos a lo largo y ancho del encuadre.

Puedes optar por buscar un equilibrio estático compensando un elemento con mucho peso visual (un rostro, un objeto grande, una masa de color intenso…) con uno o varios elementos de menor atracción o con otro elemento del mismo peso. O puedes optar por crear equilibrio dinámico haciendo que una parte de la imagen pese más que la otra.

En el primer caso (equilibrio estático) tu fotografía va a ser más cómoda y previsible, si te decides por el equilibrio dinámico habrás creado tensión y fuerza en el encuadre. Dicho de otra forma, el tipo de equilibrio por el que optas (o su ausencia) cambia cómo se leen tus fotos.

Te propongo un ejercicio más: al ver imágenes pregúntate si están equilibradas (y qué tipo de equilibro muestran) o si por el contrario son estáticas o están descompensadas.

Puedes encontrar el resto de apuntes de Fotografía (tanto de técnica como de composición) en esta página.

Me encantará saber qué opinas y si te surge alguna duda. Ahí tienes los comentarios!

Gracias por leer y por compartir esta entrada entre tus contactos.

Jota.

QUIERES SEGUIR APRENDIENDO?

  • MADRID, 12 Y 13/01/2019: 28º Taller de Composición y Lenguaje Visual “Una Fotografía, una Historia”. Intensivo, 12 HORAS: teoría, práctica y análisis de tus imágenes. INSCRIPCIÓN ABIERTA: 150€ (precio reducido para inscripciones anticipadas).
  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26/01/2019: 39º Taller de Iniciación a la Fotografía “Más Allá del Modo Auto”. 8 HORAS: teoría, práctica y análisis de tus imágenes. INSCRIPCIÓN ABIERTA: 89€ (precio reducido por todo el fin de semana).
  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27/01/2019: 27º Taller de Composición y Lenguaje Visual “Una Fotografía Una Historia”. INSCRIPCIÓN ABIERTA: 89€ (precio reducido por todo el fin de semana).
  • GRANADA, 9 Y 10/02/2019: 28º Taller “Fotografía la Ciudad”. 16 HORAS: teoría, práctica y análisis de tus imágenes. INSCRIPCIÓN ABIERTA: 200€ (precio reducido para inscripciones anticipadas).
  • OPORTO, 23 Y 24/02/2019: 29º Taller “Fotografía la Ciudad”. 16 HORAS: teoría, práctica y análisis de tus imágenes. INSCRIPCIÓN ABIERTA: 200€ (precio reducido para inscripciones anticipadas).
AMPLÍA INFORMACIÓN E INSCRÍBETE AQUÍ

SUSCRÍBETE

Únete a la newsletter aquí y no te pierdas ninguna novedad.

Sin comentarios, aun.

Cuéntame, qué piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por JOSE MIGUEL BARROS DOMINGUEZ (RUBIXEPHOTO) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de DREAMHOST (proveedor de hosting de RUBIXEPHOTO) fuera de la UE en EEUU. DREAMHOST no está acogido al convenio de seguridad entre UE y EEUU (Privacy Shield), por lo que no garantiza unos niveles de seguridad adecuados en la transferencia internacional de tus datos. Al cumplimentar este formulario consientes expresamente dicha transferencia internacional de datos.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en jota@rubixephoto.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web así como consultar mi Política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.